Oracion a virgen de copacabana. Oraciones catolicas rezos plegarias. Oraciones a todos los santos y virgenes.
opra}
az rez orac
 
thyr ASDSDA ujhdg
 
tfdhdyrt trre dw

 

cb

Oración a Nuestra Señora de Copacabana

Amadísima Madre,  que nos iluminas y nos guías con tu fiel compañía. Con fe te pido que me ayudes e intercedas ante Dios por mí.

Tu que con compasión socorres a los que a ti recurrimos implorando tu amparo, tu consuelo y alivio y nos das tu ternura maternal, ven y dame tus bendiciones.

Concédeme Madre buena si es para mi salvación lo que pido con tanto fervor, hazme crecer en santidad y que pueda llevar el testimonio de Cristo tu Hijo bendito a los demás.

Tu que eres la más bella de las madres, a quien amo con todo mi corazón, te pido una vez más que me ayudes a alcanzar esta gracia….pide lo que se quiera…sé que me ayudarás y que estarás
a mi lado hasta la hora de mi muerte.

Por Jesucristo nuestro Señor.

Amén


Oración II

Querida Madre Nuestra Señora de Copacabana,
tú que nos amas y nos guías todos los días,
tú que eres la más bella de las Madres
a quien amo con todo mi corazón,
te pido una vez más que me ayudes a alcanzar una gracia.
Sé que me ayudarás y sé que siempre me acompañarás hasta la hora de mi muerte.
Amén.


Oración III

¡Oh amada y dulce Señora de la Candelaria de Copacabana!, no me abandones, otórgame energías y sobre todo protégeme para que mi alma se llene de tus palabras de amor, ya que con tu gran bondad y protección quitas de mi todo dolor y aflicciones.
¡Oh Querida Señora de Copacabana! que eres tan clemente y nos ayuda prontamente, cubrenos con tus bendiciones y obras milagrosas a todos aquellos que te invocamos y pedimos seas misericordiosa, tu que nos ayudas con confianza si te lo solicitamos.
Por toda la honra de Dios nuestro señor y de la tuya, y por el bien de mí, te pido que ruegues al Señor que quite toda tiniebla y puedan darme la forma de salir adelante de mis problemas, te pido ruegues Madre de Dios sea bendecido.
Amén

hvc

La península de Copacabana se adentra en el lago Titicaca, acercándose a las islas del Sol y de la Luna, antiguos lugares sagrados de los Incas. Allí, a cuatro mil ocho metros sobre el nivel del mar, la Madre de Dios quiso acercarse a sus hijos para así atraerlos al verdadero Dios. Lo hizo con la mayor delicadeza y respeto. Lo hizo con el amor de Madre que busca a sus hijos mas pequeños. Su rostro tiene rasgos indígenas y es toda dulzura con su Niño en brazos.

En el pequeño pueblo de Copacabana, Bolivia, los indígenas a pesar de haber recibido la fe, vivían apegados a sus antiguas supersticiones. Un buen indio llamado Francisco Tito Yupanqui concibió el proyecto de labrar una imagen de la Virgen pensando que una vez hecha y trasladada al pueblo sería más fácil establecer la cofradía.

Ensayó primero labrando con sus manos una efigie de barro que salió tan tosca que se la mandaron retirar de la Iglesia. Se dirigió a Potosí para aprender allí algo de escultura y luego a La Paz donde conoció a un maestro escultor español que lo ayudó a decorar la imagen.

En La Paz supo que les había sido dada la licencia para fundar la cofradía de la Virgen en el pueblo. Este hecho motivó a Yupanqui a terminar su obra.

En La Paz, la imagen llegó a manos del cura de Copacabana quien decidió llevar la imagen al pueblo.

El 2 de febrero de 1583 llegó a los cerros de Guacuyo la imagen de María. Todo el pueblo salió gozoso a recibirla y con gran alegría la condujeron a la iglesia donde se celebró una misa en su honor.

El santuario de Copacabana es uno de los más antiguos de América.

templo

El templo actual data de 1805 y la imagen fue coronada durante el pontificado de Pío XI. Con el paso del tiempo los fieles donaron, para adorno de la imagen, gran cantidad de valiosas joyas y el templo se llenó de regalos y tesoros. Riqueza que fue posteriormente saqueada por generales, presidentes y dictadores de turno. A pesar de ello, la "Coyeta", como la llaman los quechuas y los aimaraes; lleva al cuello, en las manos y el pecho, ricas alhajas y de sus orejas cuelgan valiosos pendientes de piedras preciosas obsequiados por sus devotos. En su mano derecha sostiene un canastillo y un bastón de mando, regalo y recuerdo de la visita que en 1669 le hizo el virrey del Perú.

La imagen original nunca sale de su santuario y para las procesiones se utiliza una copia de la misma.
Es típico del santuario, basílica desde 1949, que los que lo visitan salgan de él caminando hacia atrás, con la intención de no darle la espalda a su querida patrona.

 

La imagen

Su rostro tiene rasgos indígenas y es toda dulzura con su Niño en brazos, que parece caerse, pero la Madre lo sostiene segura.

El Niño es el gran regalo que la madre obsequia. Así surge el culto a la “Santísima Virgen de la Candelaria, Nuestra Señora de Copacabana”.

Es una efigie de poco mas de cuatro pies modelada enteramente en pasta de maguey y terminada en estuco.

El cuerpo de la imagen está totalmente laminado en oro fino y en sus ropajes se reproducen los colores y las vestiduras propias de una princesa inca.

Su forma original permanece permanentemente cubierta por hermosos mantos y trajes. Su pelo es largo sobre sus hombros.

El templo actual data de 1805 y la imagen fue coronada durante el Pontificado de Pío XI y se celebra su día el 5 de Agosto.

La comunidad boliviana en Argentina celebra la fiesta de la Virgen de Copacabana, en octubre, en la que danzan con vistosos trajes y finaliza con interminables fuegos de artifico.

 

 

 
sus

 

contador de visitas web
 

 
RADIO EN VIVO VISÍTANOS CONOCE EL SANTUARIO CONÓCENOS RADIO EN VIVO
libre sarm difuntafilm dlc amo

 

rosario

 

az rez orac
 
thyr SDA ujhdg
 
tfdhdyrt trre dw

 

face

youtv

mailcorreo/mail